Asa Cristina Laurell

Derecho a la Salud

El regreso de Funsalud

Asa Cristina Laurell

La Jornada 7 de diciembre de 2012

 

El nombramiento de la doctora Mercedes Juan López como secretaria de Salud (Ssa) del gobierno federal tiene algunas luces pero más sombras. No cabe duda que Juan López posee un profundo conocimiento del sector salud mexicano y una amplia experiencia técnico operativa aparte de una larga y activa militancia en el Partido Revolucionario Institucional (PRI). Su nombramiento revierte además la tendencia de poner la Ssa en manos de economistas sin conocimientos sobre la problemática específica de salud. El nombramiento como director del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) a José Antonio González Anaya, economista del Banco Mundial, concuño de Carlos Salinas, ex subsecretario de Ingresos de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), dejó fuera a Santiago Levy, ex director del IMSS de Fox, vicepresidente del BID y diseñador de la propuesta de Enrique Peña Nieto de la seguridad social universal.

Antes de su nombramiento, Juan López fue presidenta ejecutiva de la Fundación Mexicana de la Salud (Funsalud), que ha sido actor dominante en la política nacional del sector (ver Abrantes 2010. Salubristas y neosalubristas en la reforma de Estado. ColMex) desde el gobierno de Miguel de la Madrid con Guillermo Soberón como secretario de Salud y Juan López como secretaria técnica del gabinete de salud. Con excepción del periodo del doctor Jesús Kumate, el modelo de política de salud es el propuesto por Funsalud, conocido internacionalmente como la competencia administrada o regulada, que coincide con los planteamientos del Banco Mundial y tiene un perfil claramente privatizador. El libro Economía y Salud, coordinado por Julio Frenk y editado por Funsalud, contiene los elementos de esta reforma.

El periodo más agresivo de la instrumentación de este modelo fue con Frenk, cuando Juan López fue secretaria del Consejo de Salubridad General, quien logró imponer el Seguro Popular y debilitar al IMSS. Aunque los secretarios de Salud de Felipe Calderón no pertenecen al grupo Funsalud, siguieron este modelo, pero le dieron la connotación de combate a la pobreza y lo reorientaron a la protección materno-infantil con énfasis en el Seguro para una Nueva Generación y Embrazo Saludable, contraria a una visión de derechos. Su unidad de propósitos, sin embargo, se manifestó en un artículo en The Lancet, firmado por todos, incluyendo a Juan López (La Jornada, 7/9/12), que caracteriza al Seguro Popular como el modelo a seguir, ocultando sus graves problemas.

Funsalud tiene serios problemas de conflicto de interés respecto del interés general de salud. Así, tiene entre sus asociados institucionales a las principales empresas farmacéuticas transnacionales (Bayer, GlaxoSmithKline, Sanfer, MSD y Pfizer), distribuidores de medicamentos (NADRO), hospitales privados (Ángeles, MedMex y Hospitales Nacionales, SA de CV), productores de alcohol, refresco y alimentos (Bacardí, Cervecería Cuauhtémoc Moctezuma, Pepsico y Nestlé) y a Televisa.

Exactamente por su conocimiento preciso y técnico-científico del sector salud se le debe exigir a Juan López corregir sus graves problemas y revelar las mentiras oficiales. Es falso que haya cobertura universal de un seguro, quedan fuera por lo menos 20 millones de personas. Sabe que la cobertura médica es muy restringida, porque fue la responsable de revisar el CAUSES y los padecimientos de gasto catastrófico con Frenk y la mayoría de sus propuestas de ampliación no fueron aceptadas. Ha trabajado en el Cofepris y conoce sus enormes limitaciones para proteger a los mexicanos contra riesgos sanitarios. No ignora el papel central del IMSS para la prestación de servicios, particularmente por su importante infraestructura de salud y la experiencia de sus cuadros técnicos medios frente a la precariedad de los recursos físicos y humanos de la Ssa y los Servicios Estatales de Salud.

Preocupa, sin embargo, que Juan López haya apoyado la propuesta de la seguridad social universal en salud, caracterizándola como la segunda reforma del Seguro Popular. Llegó el momento de explicar a los mexicanos/as cuál es su contenido concreto. ¿Cuál será el paquete de servicios de los derechohabientes del IMSS e Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado?, ¿será el del Seguro Popular? ¿Cómo se va a financiar el seguro universal? ¿Con un incremento del IVA? ¿Cómo se va a garantizar el acceso a los servicio ante la carencia de recursos físicos y humanos?, ¿con nuevos hospitales de APP? ¿Se van a introducir seguros complementarios, privados y públicos, para cubrir los servicios no contemplados en el seguro básico? y ¿cuánto van a costar? ¿Por qué no hacer una política de acceso universal y gratuito a los servicios requeridos que resolvería el problema de los no incluidos en ningún seguro y garantizar el derecho a la salud?

Diseñado y Administrado por Nibira

Todos los Derechos Reservados © 2012.